Mostrando entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas

jueves, 4 de julio de 2013

Back to classics: Sneakers

Algo está pasando con las zapatillas deportivas. Ya sabemos todos el dicho de "las modas se van y vuelven", pero en el caso del calzado deportivo cada vez tenemos más modelos míticos de vuelta. Este post reúne algunos de ellos junto con esa mezcla de nostalgia y recuerdos que vienen en su mayoría de los años 80. 

Las primeras en hacer reaparición triunfal fueron las Converse All Star. El clásico modelo Chuck Taylor de loneta en todos los colores y estampados, ha dejado paso a nuevos materiales (ahora también confeccionadas en piel) y algunas innovaciones. Una confesión: ya no concebimos la vida sin ellas.


Las Victoria son otro modelo que se ha reinventado con el paso del tiempo. ¿A quién no le ha puesto su madre unas Victoria en Pascua o en verano?, era como una tradición con la llegada del buen tiempo, de ahí su nombre: "zapatillas pascueras". Estas zapatillas made in Spain han experimentado una evolución en su diseño y también del precio: de dos duros que costaban en su época, a 20 euros las más baratas que podemos encontrar en la actualidad.



miércoles, 17 de octubre de 2012

Covers. Cultura, juventud y rebeldía

Después de la II Guerra Mundial, los Estados Unidos experimentaron una gran expansión. La próspera década de los 50, (de la que ya pudimos disfrutar de su moda aquí) trajo a las familias una serie de facilidades en el bienestar personal y social, la vida doméstica y el ocio. Aparatos tales como los primeros tocadiscos capaces de hacer sonar el vinilo en stereo e incluso los "combinados", incorporando la radio. Y el que más público congrega desde su existencia, la televisión. Electrodomésticos, objetos y alusiones a cuando el hombre todavía llevaba los pantalones en la casa como la lavadora, que hizo posible que las mujeres dejasen de lavar a mano, batidoras, neveras u objetos con los que ellas se ponían guapas, como aquellos secadores de pelo tan aparatosos.





La juventud empieza a vestir de otra manera, una indumentaria les identifica: los jeans, las cazadoras de cuero y los pantalones pitillo. Quieren ser diferentes y sin embargo, van como si fuesen uniformados. Disfrutan de la música y las letras de las canciones que aquellos rebeldes cantaban, expresando deseos, frustraciones, angustias y esperanzas con las que muchos se identificaban. 
Covers, es una referencia a todo aquello que mostraban las portadas de discos y revistas. Vinilos y portadas de Life y Time, que la Universidad de Valencia atesora, nos permiten viajar mediante tres secciones, hasta los tiempos del rock and roll.

La revista Life, recoge con precisión las tendencias de la época. En un recorrido por sus portadas, podemos ver el rostro del glamour, Audrey Hepburn, la sensual Marilyn Monroe, el encanto natural de Barbra Streisand, y el espejo en el que toda mujer se miraba, Jackie Kennedy: esposa, primera dama, y novia de América a la vez. Esta sección, titulada "La América de Kennedy", recoge los rostros, poses y actitudes transmitiendo un cuadro brillante y harmonioso de la sociedad americana, el paraíso de la elegancia, del confort y la libertad. Las mujeres de la alta sociedad posando para estas revistas, en cuyos titulares se distingue la palabra Fairytales, (cuento de hadas).






El cine, la música y la publicidad son los protagonistas de la siguiente sección, "Iconos de rebeldía". La cultura de masas irrumpe en la sociedad con el predominio de la publicidad: bebidas refrescantes, electrodomésticos, motor, y en definitiva objetos de deseo para muchos jóvenes. Anuncios comerciales que al mismo tiempo empezaban a imponer unos estilos de vida y modelos de conducta determinados, a veces difíciles de alcanzar.
Alusiones al sueño americano, en películas como West Side Story, que reflejan la ilusión por la libertad, la modernidad y el consumismo, mientras que por otro, muestran el desengaño ante la marginación racial y la pobreza. Rebelde sin causa lleva a un James Dean (en el papel de Jimmy Stark), confuso y desorientado, a envolverse en peleas y conflitos.

El final del recorrido nos lleva a "Descarados", para demostrar el impacto que ocasionó la entrada del rock and roll en aquella sociedad conservadora y reprimida. Esas melodías fueron sin duda la vía de escape de muchos jóvenes para mostrar y compartir su descontento, justo el elemento que necesitaban para cambiar el mundo. Ocupan la escena letras como Rock around the clock, de Bill Halley, y más adelante The Beatles, enfundados en trajes slim fit negros, desatarán la locura con She loves you, así como también hace lo propio el movimiento de caderas de Elvis Presley. Un jovencísimo Bob Dylan aparecerá por la década de los 60 con Like a Rolling Stone, y en 1973 lanzará lo que será todo un himno, Knockin on the heaven's door.
Rebeldes con o sin causa, a los que el cambio se les fue de las manos: entrada en escena con las drogas y el vivir a todo trapo, los Beatniks, han llegado. Lo que podemos resumir en live fast, die young, be wild and have fun.
Una exposición que nos ha encantado y desde aquí recomendamos. Un plan perfecto para estas tardes de otoño, asi que ya lo sabéis, tenéis una cita con los 50 y los 60 para que no se os escape ningún detalle.









Covers (1951-1964). Cultura, juventud y rebeldía
Dónde: Centre Cultural La Nau, Universitat de València. C/Universitat, 2
Hasta cuándo: 20 de enero de 2013
Precio: gratuito

Esperamos que os guste!

domingo, 1 de mayo de 2011

The 70's show: Disco Fever

Tras las influencias hippies, volvemos otra vez para presentaros la estética más clásica en una época en la que Studio 54 causaba estragos entre la sociedad neoyorkina. Los pantalones acampanados y las camisas con estampados psicodélicos de Pucci entre otros, causaban furor en la pista de baile a ritmo de Barry White con You're the one, the last my everything, temazo perfecto para bailar bajo la bola de espejos. Y es que cuantos jóvenes de aquella época no soñaron alguna vez con triunfar a lo Tony Manero en Saturday Night Fever, película imitada hasta la saciedad. Ellas se inspiraban en los Angeles de Charlie, que eran mujeres independientes, el deseo de las jóvenes por aquél entonces, pues el papel de la mujer aun estaba en período de desarrollo. No obstante, empiezan a llevar los pantalones en el sentido literal de la palabra, y el traje sastre para las más atrevidas como Bianca Jagger, aportaba el estilo masculino más sexy de todos los tiempos, todo ello de la mano de los cortes impecables de la firma Halston.

Precisamente Halston fue una de los primeros iconos de la moda, cuyos patrones requerían dos conceptos clave: el detallado y el terminado. La pureza de sus vestidos contrastaba con la sociedad, ¿resulta tan extraño que un americano odiase los excesos? En una época llena de ellos como fueron los setenta, sí. Pero de sencillez y glamour sabían muy bien Jackie Kennedy, Liz Taylor o Bianca Jagger, que fueron (además de sus musas y amigas), las que mejor sabían vestirlos.




Otro de los nombres más sonados de la moda fue sin duda Diane Von Furstenberg, la mujer emprendedora que adoptó el título de princesa durante tres años. Pero como a ella no le iban los cuentos de hadas, en 1970 con un presupuesto de 30000 dólares comenzó a diseñar su propia línea de ropa, eso sí, ayudada por su todavía marido. Y lo demás ya vino solo: un cocktail de estampados exóticos, chiffon y wrap dress. Este último, inspirado en los kimonos japoneses y cuyo corte resultaba altamente favorecedor, hizo de Diane la favorita de muchas mujeres de la alta sociedad.




Tejidos en seda, plisado soleil, volantes, estampados psicodélicos, de animal print, y colores como el marfil, púrpura, burdeos y dorados en apliques o accesorios...





Este look de Blanco es uno de nuestros favoritos: shorts de tiro alto + blusa de lazada y accesorios de paja.








Y un poco de música para terminar...


-------------------------------------------------------

Here we are with 70s again! and we return with the other face of the seventies, a decade when Studio 54 was the most popular club at New York, it revolutionized the society!
Bellbottoms and print shirts are worn by the young people at disco dancefloor while they were dancing Barry White or Bee Gees themes. A lot of guys of that decade dreamed sometimes with to be Tony Manero at Saturday night fever.
Her inspiration? The Charlie's angels, three independent women, the desire of a lot of young girls but woman's revolution was becoming to be true, and they went dressed up with tailored suit. Icons as Bianca Jagger who puts on top her masculine style and sexy too, all of this by the most impeccable blend of Halston garments.


Another designer, Diane Von Furstenberg participated too at the good style of seventies. Her wrap dress was the key!



¡Besos y feliz día a todas las mamis!

martes, 16 de marzo de 2010

De mayor quiero ser supermodelo

Corrían los años 90 y queríamos tener la melena de Cindy Crawford, los ojos rasgados de la Evangelista, la sonrisa de Christy Turlington, el pecho de la chica Wonderbra Eva Herzigova, la boca de Laetitia Casta, la nariz de la Shiffer o las piernas de Naomi Campbell.
Eran las modelos que desfilaban por las pasarelas de aquellos años, las supermodelos. Mujeres reales que tenían curvas, no usaban menos de una 36, eran cuerpos perfectos (esos sí que eran perfectos) todo lo contrario a las modelos etéreas de ahora.

supermodels

Portadas en las mejores revistas: Vogue, Harper's Bazaar, Elle... Christy Turlington también sabe lo que es ser imagen incombustible de Calvin Klein, además es socia del Fashion café, del que también lo son Claudia y Naomi. El yoga es otro de sus fuertes: publicó en 2004 un libro titulado "Vivir el yoga".

supermodels 90

Las rubias, una alemana y otra australiana... Claudia Schiffer y Elle McPherson respectivamente. A la primera el éxito le acompañó por todos los lados y no sólo en la moda: desde actriz, presentadora de TV, protagonista de videoclips hasta ser la chica del mago David Copperfield. La segunda vivió bajo el sobre nombre de "el cuerpo" durante mucho tiempo, y también exploró otros campos como el cine y lanzar su propia marca de lencería. Se dijo que Elle estuvo deprimida porque no quería aceptar que los años no pasan en balde, aun así sigue estupendísima.

claudia schiffer

Kate Moss empezaba a tomar terreno en esto de las pasarelas. No era excesivamente alta ni guapa y muchos la llamaban la anti-supermodelo, pero su aspecto frágil y juvenil conquistó cada desfile de la época. Con cerca de 300 portadas de revistas internacionales a sus espaldas y grandes campañas publicitarias para diseñadores de renombre y firmas de prestigio siendo de las fieles para Calvin Klein, la británica también ha hecho usode la mala vida. La pintoresca relación con Pete Doherty, su adicción al alcohol y las fotos en las que aparecía manipulando polvillo blanco fueron decisivas... algunos hablaban de decadencia pero ella es como el ave Fénix, resurge de las cenizas y la top sigue siendo una de las más cotizadas del momento.

kate moss young

A pocas nos quedaría bien el pelo tan característico de Linda Evangelista o Ines de la Fressange, un corte atrevido a lo garçon. Ni andróginas ni poco femeninas, justo lo contrario más estilosas y femeninas que ningunas, divinas.

linda evangelista

ines fressange karl lagerfeld

Hablando de campañas inolvidables, Eva Herzigova fue indispensable para Guess. Su cierto parecido con Marilyn Monroe hizo que la checa fuese otra ambición rubia encima de las pasarelas y, como no, de los sujetadores Wonderbra.

eva herzigova guess

Y épocas doradas para algunos diseñadores como Paco Rabanne, campañas curiosas como las de Moschino y musas de diseñadores como el ya desaparecido Gianni Versace, todo un revolucionario que plasmó la cultura italiana en cada una de sus colecciones... los tonos flúor y los estampados geométricos, porque con él llegó todo este fenómeno top del que estamos hablando.


versace campaign
Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips