lunes, 9 de octubre de 2017

"Franca: caos y creación"




En diciembre de 2016 nos decía adiós una las mejores editoras de la historia de la moda, Franca Sozzani. Su particular visión, una creatividad sin límites y el deseo de transgredir las normas han sido su sello personal. Durante 28 años ha dirigido con maestría la edición italiana de Vogue. "En el momento en que se publica un número nuevo el contenido es viejo. Esto te estimula para crear algo nuevo". Afirma la editora en el documental sobre su trayectoria profesional, dirigido por su hijo, Francesco Carrozzini. Desde el 1 octubre lo puedes ver en Netflix.

En Chaos and Creation, Francesco muestra las luces y sombras de la vida de su madre. Una mujer que fue educada para ser: "una ganadora, que no comete errores, un ser independiente para la que el matrimonio no lo es todo". Estos son los pilares en lo que se basó su educación. Una trayectoria profesional de casi tres décadas con muchos logros. Pero el triunfo profesional implicó muchas ausencias en la infancia de su hijo. "Nunca fuimos al parque a jugar como los otros niños", le indica Carrozzini a su madre durante un paseo por Central Park.


Unas imágenes que profesan amor y admiración hacia una mujer que muchas veces renunció a su vida personal para romper los cimientos sobre los que durante décadas se habían asentado las revistas de moda.

Conversaciones íntimas entre madre e hijo que nos permiten descubrir la faceta más humana y personal. Francesco ha mantenido secuencias sin editar, en las que vemos diálogos completos, y en las que él le da indicaciones técnicas para que sea más directa o concreta. Pero esta imperfección audiovisual que se eliminaría en la sala de montaje, nos permite ver  el amor y admiración que ambos se procesan.

 También se incluyen los testimonios de amigos y colaboradores de la editora, entre los que destacan los fotógrafos Peter Lindbergh, Steven Meisel y Bruce Weber, los diseñadores Valentino y Donnatella Versace o el filósofo, Bernard-Henri Lévy.

El documental arranca con una cita del fotógrafo de moda, Helmut Newton: "Afortunadamente aún quedan directoras interesantes, Anna Wintour en Estados Unidos y Franca Sozzani en Italia".


EL INICIO DE FRANCA EN VOGUE 



Al hablar de sus inicios indica que en su meta no era trabajar en Vogue. "Nunca pensé en trabajar aquí. Hice cuanto pude para tener el puesto. No porque quisiera trabajar... Me quería poner a prueba".

Empezó en Vogue Bambini y reconoce que para lograr el puesto de trabajo dijo una pequeña mentira: "Dije que sabía inglés y de hecho no sabía".
Aunque le apasionaba la moda, trabajar en la sección infantil no fue fácil para ella: "Era odioso, gritaban, no se dejaban vestir. No lo soportaba. Aquello era lo contrario de lo que yo adoraba. Creí que algo cambiaría, pero no sucedió nada así que seguí trabajando". Después de trabajar en diferentes secciones de la revista, finalmente alcanzó  la dirección de la cabecera en 1988.
El primer número que editó como directora - en julio de 1988- anunciaba una nueva visión de la moda. Una modelo, un fondo rosa sin marco ni excesos y un único titular "Il Nuovo Stile."

Al recordar los primeros números de la revista Franca afirma que la suerte estuvo a su favor,  porque  el temor a un despido fue constante durante  el primer año. "Mi talento era encontrar a gente con mucho talento. Conocer a tanta gente así hizo que aumentará mis expectativas, no sólo por lo demás, sino por mi".



EL PODER DE LAS IMÁGENES DE VOGUE ITALIA






El sueño de Franca era llevar a lo más alto a la revista. Pero se enfrentaba a la barrera del lenguaje. "La única posibilidad que tenía para comunicarme con el resto del mundo era a través de las imágenes".

Siempre se guió por su instinto. "Cuando se trata de de mis ideas creó que soy muy testadura. Me ciño a ellas. Prefiero cometer mis errores que escuchar la opinión de aquellos que creen que los cometo. Yo hacía lo contrario de lo que aconsejan los estudios de mercado." Su obsesión por mostrar el mundo desde una óptica distinta le otorgó un estilo único y característico que le diferenciaba del resto de cabeceras.

Peter Lindbergh, Steven Meisel y Bruce Weber, fueron sus aliados en la construcción de ese nuevo lenguaje, en el que ya no sólo se muestra un vestido. Vogue Italia invitaba a los lectores a soñar. En una de las conversaciones  entre madre e hijo, ella le explica la importancia de los sueños  en la moda. "El sueño es el único momento que en puedes ser  libre con tu fantasía y tus pensamientos. Soñar es gratis. No puedes escatimar con los sueños. Tienen que ser lujosos."


"LAS REVISTAS NO DEBEN LIMITARSE A MOSTRAR MODA"





Mostró mundos oníricos pero también empleo "La Copertina"  para reflejar que  el mundo de la moda está en contacto con la realidad. Fue más allá de lo que tradicionalmente hemos entendido como revista de moda. Inolvidable el número "The latest Wave".
En 2010 se produjo un vertido de crudo de BP en el Golfo de México. La revista público un peculiar número denuncia. A través de 24 impactantes imágenes se muestra a una madre naturaleza -interpretada por modelos- dañada por el petróleo.
En portada una modelo vestida de negro, tumbada junto a unas rocas que están manchadas de crudo, hay una red que le cubre el cuerpo. Es un ser que está agonizado por un desastre ambiental.
En el documental se incluye una entrevista de televisión en la que le preguntan por qué seleccionó un tema como la contaminación.  La respuesta de Franca es magistral: " Una revista de moda no debe limitarse a mostrar vestidos. Una revista de moda está ligada al arte, al cine  está concertada con todo. Lo que hicimos no es vulgar.  Es una postura ante una realidad..."

Franca apostó por mostrar temas difíciles a través de la fotografía de moda. La violencia de género estuvo en portada en dos ocasiones, War issue y el Horror story. El mundo de la rehabilitación y las adiciones se hizo presente en Rehab issue. La obsesión por la cirugía estética, Makeover madness, y que aunque es algo habitual nos cuesta reconocerlo. La portada Belle Vere, un número en el que nos demostró que la belleza no es una talla o unas medidas.

Si amas la moda y el mundo de las revistas no te puedes perder Franca: chaos and creation.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips